The Startup Advisor

Tener una idea no lo es todo

Muchas veces la idea es lo de menos, necesitamos que tres características se cumplan para, simplemente, poder empezar a trabajar con nuestra Idea y que ésta, tarde o temprano se convierta en un excelente modelo de negocio.

No sólo una idea

Si nos ponemos a trabajar conjuntamente, tendremos que abordar rápidamente estos tres puntos: el equipo, el modelo de negocio y la validación del producto o servicio (MVP). No podremos saber si nuestra idea, ahora convertida en algo tangible, es un buen negocio.

Para ello deberemos realizar sesiones de perfeccionamiento o enfoque, donde a partir de la metodología “Visual thinking” o “Visual thinking process” podremos identificar lo que será nuestro modelo de negocio. Uno de los ejercicios que podemos realizar y reconocido como una de las mejores herramientas para poder hacerlo, será el Business Model Canvas o Lienzo de Negocio.

Nace una nueva empresa

Mayormente, cuando nace una nueva empresa, ésta debe contener principalmente dos características: solucionar un problema y tener la capacidad de “pivotar” de hoy para ahora. No olvidemos que nuestro público objetivo es quien decidirá de nuestra viabilidad, cuando podamos validar con él nuestro nuevo producto o nuestro nuevo servicio.

Mejora continuada

Aquí es donde, en cierta manera, podremos validar tanto nuestro modelo de negocio, diseñar, implementar y validar nuestros plan de marketing, el modelo productivo y poner a prueba nuestros equipo.

No olvidemos que en todo momento, todo nuestro proceso, estará trabajado bajo la metodología Lean Startup, la cual nos permite crear empresas ágiles, con alto valor añadido y con una capacidad de adaptación y cambio mucho más rápida que las empresas tradicionales.

Nuestro foco será el cliente

Partiremos de la idea que: cuando una empresa diseña un nuevo producto, servicio o experiencia, está diseñando esencialmente su negocio. Deberemos, en todo momento, tener claro que el núcleo vital de nuestra nueva empresa será siempre el cliente. No dejaremos lejos tampoco a nuestros colaboradores, directos o indirectos, son pieza importantes de nuestro puzzle.

Foco Cliente

Para ello, las técnicas de Business Design nos ayudaran a crear magníficas oportunidades que inspirarán tanto a organizaciones como a clientes. La combinación entre pensamiento, diseño y estrategias corporativas tradicionales puede ayudar a las empresas a crear vías para el crecimiento de su mercado. Al cambiar el enfoque de las prácticas lineales para procesos iterativos de diseño, podemos arrojar luz sobre nuevas opciones y explorar las distintas alternativas. Los métodos para poder hacerlo: investigación cualitativa y cuantitativa, modelo de negocio de prototipos, visualización de datos y diseño de la organización.

Contáctame

Si crees que necesitas mi ayuda para crear la ideación del Proyecto a partir del entendimiento entre partes y tras la toma de requerimientos funcionales, o para ver la relación de principales entre los principales Hitos del Proyecto y su calendario para afrontarlo: ¡contáctame!.

powered by Typeform